miércoles, 31 de octubre de 2012

Bizcocho de chocolate (pseudo-brownie)

Nos vamos a pasar el puente de Todos los Santos al pueblo, cuatro días en los que bastante trabajo tenemos con el jardín, los naranjos y, últimamente, las termitas, como para tener que dedicar tiempo a la cocina, así que como cada vez que vamos, llevo algo hecho.

Tenía un paquete de nueces caducadas del mes pasado pero que todavía estaban bien, y unos huevos a los que les quedaban pocos días de vida, así que he preparado un bizcocho de chocolate y nueces para los desayunos


La receta está sacada del blog de Directo al Paladar, y es un bizcocho sencillo que tanto sirve para un desayuno o una merienda, como para una ocasión especial si se decora un poco. En este caso le he puesto nueces para aprovechar las que tenía caducadas.

Le he llamado pseudo-brownie porque con la nueces es muy parecido a un brownie, aunque algo más light y menos denso.

Ingredientes
4 huevos
180 gramos de azúcar
50 gramos de fécula de maíz (maizena)
200 gramos de chocolate postres
200 gramos de harina de trigo
1 sobre de levadura química
200 mililitros de nata
100 mililitros de aceite de oliva (yo he puesto de girasol)

Elaboración con Thermomix
Precalentamos el horno a 170º C.

Poner la mariposa en la TMX. Añadir los huevos y el azúcar y programar 6 minutos, vel. 3'5, 37º. Al finalizar programar 6 minutos más a la misma velocidad pero sin temperatura.

Mientras, derretimos el chocolate al baño María o en el microondas.

Bajar la velocidad a 2, sin tiempo ni temperatura, e ir añadiendo por el bocal la nata y el aceite. Cuando estén bien incorporados añadir el chocolate derretido y batir a velocidad 2 hasta que esté todo bien integrado.

En un bol aparte mezclamos el resto de ingredientes secos, la harina de trigo, la fécula de maíz y la levadura. Quitar la mariposa de la TMX. Añadir la mezcla de harina, Maizena y levadura tamizada, mezclar con una espátula, programar 6 segundos a velocidad 5 y terminar de mezclar con una espátula.

Añadir las nueces mezclándolas con una espátula.

Untamos un molde apropiado con aceite de oliva y volcamos la masa del bizcocho en él. Introducimos en el horno y dejamos que cueza durante unos 30 minutos o hasta que al pincharlo, con una aguja o palito, en la parte central nos salga limpio.

Elaboración tradicional
Precalentamos el horno a 170º C.

En un bol grande batimos los huevos junto con el azúcar, lo hacemos enérgicamente, hasta que consigamos que aumente de volumen. A continuación también añadimos el aceite y la nata, mientas seguimos batiendo.

Derretimos la tableta de chocolate, bien al baño de María o bien en el microondas y lo incorporamos a la mezcla del bol, revolvemos para unirlo todo bien.

En un bol aparte mezclamos el resto de ingredientes secos, la harina de trigo, la fécula de maíz y la levadura. Lo tamizamos y los vamos mezclando poco a poco con lo anterior.

Añadir las nueces mezclándolas con una espátula.

Untamos un molde apropiado con aceite de oliva y volcamos la masa del bizcocho en él. Introducimos en el horno y dejamos que cueza durante unos 30 minutos o hasta que al pincharlo, con una aguja o palito, en la parte central nos salga limpio.

Notas
Han salido dos bizcochos medianos, uno con nueces y el otro sin. Los dos estaban buenísimos, tiernos y jugosos, pero las nueces le dan un toque final delicioso.

viernes, 26 de octubre de 2012

Galletas crinkles de chocolate

Es el cumple de la yaya, 89 añazos y había prevista una fiesta de cumpleaños en la que cada uno debía llevar algo para merendar. Mi idea inicial era llevar unas galletas crinkles de chocolate y unos bocaditos de limón, pero ayer, justo cuando había terminado la masa de las galletas, me llamaron diciendo que se cancelaba la fiesta por un motivo muy triste (Elenita, descansa en paz).

¿Qué hago yo ahora con la masa? Pues con una parte he hecho hoy las galletas para llevar algunas mañana a casa de mi suegra, y otras al trabajo el lunes, y el resto de la masa la he congelado como experimento, a ver qué tal quedan después las galletas hechas con ella. Dentro de unos días lo veremos.

Las galletas crinkles son muy famosas en internet, pero sobretodo por el nombre "Galletas blanco y negro de Maktub", que es la forera que las dio a conocer, aunque la receta original la sacó de un libro de Nancy Baggett. Yo he sacado la versión para Thermomix de "La cocinita de Quirós".


Las galletas son facilísimas de hacer y más buenas imposibles, perfectas para chocolateadictos como yo.
  

Ingredientes
250 gr. chocolate negro
55 gr. de mantequilla
100 gr de azúcar (he puesto 110 gr para suavizarlas un poco)
2 huevos
210 gr. de harina
½ cucharadita de levadura Royal
1 pizca de sal
1 cucharadita de vainilla en polvo
azúcar glass (para rebozarlas )

Elaboración con Thermomix
Fundir el chocolate en el micro a potencia 600 W durante 3 minutos. Retirar, revolver bien y añadirle la mantequilla bien blanda (yo la meto unos 30 seg. en el microondas).
Colocar la mariposa en la Thermomix . Echar los huevos y el azúcar en el vaso y programar 3 min. 37º Vel 3 1/2. Al terminar el tiempo repetir, esta vez sin temperatura.
Añadir la vainilla y la crema de chocolate fundido reservada. Batir a Vel 2 unos segundos.
Retirar la mariposa y añadir la harina, la levadura y la sal. Unir a Vel.3 unos segundos.
Sacar la masa, verterla en un bol, tapar con papel film y refrigerar durante una hora.
Hacer bolitas y pasarlas por el azúcar glass. Colocar en la placa del horno, cubierta con papel de hornear. Hornear durante 12 min. a 180º. Dejar enfriar.
Con el calor tienen que craquelar y quedar con este aspecto "roto".
Aunque al sacarlas del horno os parezca que todavía no están cocidas del todo, al enfriar os endurecerán un poquito.

Método tradicional
Fundir el chocolate con la mantequilla al baño maría o bien en el microondas (yo lo pongo en el microondas y cada 30 segundos remuevo hasta que esté bien fundido)
Batir el azúcar y los huevos hasta que doblen el volumen y adquieran un tono pálido.
Añadir el azúcar vainillado y la mezcla de chocolate y mantequilla.
En un bol tamizar el harina con la levadura y la sal, y añadir a la mezcla anterior, sin trabajarla demasiado, solo hasta que estén unidas
Poner en el frigorífico durante 1 hora.
Formar pequeñas bolas y pasar por azúcar glass hasta que estén bien cubiertas, y ponerlas en la placa del horno con papel sulfurizado algo separadas.
Precalentar el horno a 180º C y hornear durante 10 minutos hasta que craquelen (que se abran).
Deben quedar crujientes por fuera y muy blanditas por dentro.
Cuidado que se queman enseguida y se secan por dentro.
Al sacarlas del horno tienen que estar blanditas por fuera que en un ratito endurecen.

jueves, 25 de octubre de 2012

Osobuco o jarrete a la napolitana

Esta receta es muy fácil y rápida, perfecta para una cena. Es una adaptación de la web La cocina de Óscar de las Heras.


Ingredientes

4 osobucos (jarret) de ternera
4 lonchas de jamón de york
4 lonchas de queso para fundir
Tomate frito
200 grs. de queso rallado
Orégano o perejil
Aceite
Sal

Elaboración
Precalentar el horno a 180º.

Cocinar los osobucos a la plancha hasta que estén casi hechos. Salarlos y reservar.

En una fuente que pueda ir a horno poner una base de tomate frito, colocar encima los osobucos, una loncha de jamón y una de queso sobre cada uno, cubrir con más tomate frito y espolvorear orégano o perejil y queso rayado.

Introducir en el horno unos 10 minutos, hasta que el queso esté bien fundido.

Notas
Se puede hacer en cazuelitas individuales.

Esta vez lo he hecho sin jamón porque no tenía y también queda muy bueno, pero el jamón le da un toque de suavidad que le va muy bien al plato.

viernes, 19 de octubre de 2012

Pulpitos con cebolla

Se nos han antojado unos pulpitos en el mercado y después no sabíamos que hacer con ellos, así de googleando hemos encontrado una reeta con muy buena pinta en el blog femunmos.


Ingredientes
1 kg pulpitos pequeños (nosotros 350 gr)
5 cebes grosses  (nosotros 2 medianas, pero habría ido bien más cantidad)
1 vaso de cerveza (nosotros medio vaso)
Aceite de oliva
Pimienta negra
Sal

Elaboración
Limpiamos los pulpitos, si son muy pequeños no es necesario quitar la piel.

Cortar las cebollas en juliana y salarlas un poco.

En una cazuela con aceite confitar la cebolla a fuego suave. Cuando esté casi transparente añadir los pulpitos  salpimentados, remover un poco, añadir la cerveza y dejar cocer a fuego medio removiendo de vez en cuando. Si hiciera falta añadir un poco más de cerveza o agua, hasta que estén a nuestro gusto.

Notas
El sabor es buenísimo, pero los pulpitos nos han quedado bastante duros. Eran grandecitos, por lo que seguramente hubieran necesitado un escaldado previo.

lunes, 15 de octubre de 2012

Pizza de escalivada y huevos de codorniz

En casa nos encantan las pizzas, sobretodo si son ultrafinas y crujientes.


Esta pizza en concreto ha sido la cena del domingo, pero la masa la hice el viernes y también sirvió para la cena del sábado con la familia, por eso multipliqué los ingredientes por 4.

Ingredientes para 2 personas
82gr cerveza
25gr aceite de oliva
1/4 cc sal
7gr levadura fresca
165gr harina de fuerza
Escalivada (yo la tenía comprada)
Tomate frito
Queso rallado

Elaboración
Poner los líquidos y la sal en la Thermomix 1min, vel. 2 y 37°.

Añadir la levadura y batir unos segundos a vel. 3.

Añadir la harina tamizada unos segundos a vel. 4, y a continuación 1 min. a vel. espiga.

Dejar reposar 2 o 3 horas en un recipiente tapado en un lugar cálido. Amasar un poco y poner en una bandeja antiadherente (o una normal engrasada) extendiendo bien con un rodillo hasta que quede finísima, con esta cantidad ocuparía prácticamente toda la bandeja del horno.

Extender un poco de tomate frito, añadir la escalivada en tiras y el queso rallado, e introducir en la parte baja del horno precalentado a 250° hasta que la masa empiece a dorarse, unos 10 minutos.

Poner los huevos de codorniz e introducir en el horno a media altura, el tiempo justo para que se haga la clara, unos 4 minutos, pero vigilando porque la yema se cuaja enseguida.


Notas
La masa de la pizza de la foto tenía más de 48 horas de reposo, y con varios "toqueteos" entremedio y estaba perfecta. Primero un viaje de 4 horas en coche dentro de una bolsa nevera, al llegar a destino había crecido tanto que desbordaba, así que la separé en dos recipientes y los dejé 24h en nevera, después hice una primera pizza con una de las dos masas y un trozo de la otra. Ésta última se quedó 24h más de reposo en la nevera, otro viaje en coche de 2,5h, y ya finalmente la elaboración de la pizza de la foto.

Así que no es problema si se hace más cantidad y se guarda 2 o 3 días en la nevera, o si está varias horas fuera de la nevera, es una masa muy resistente. También se puede congelar.

jueves, 11 de octubre de 2012

Tarta mousse de naranja

Esta mousse es fantástica, es laboriosa pero compensa por lo deliciosa que es y su presencia que la hace apta para cualquier ocasión especial. La receta original es del blog Unodedos.

Esta tarta la hice hace unos meses, pero ayer encontré las fotos y aprovecho para publicarla.



Para el bizcocho (molde de 22 cm):
- 4 huevos medianos
 - 120 gr de azúcar
 - 80 gr de harina
 - 20 gr de Maizena
 - 10 gr de cacao puro en polvo
 - 1 pizca de sal

Preparación: 
Separamos yema y claras y añadimos a las yemas el azúcar.

Montamos la mezcla con la batidora de varillas.

A continuación, añadimos a la mezcla, poco a poco y con movimientos envolventes de abajo a arriba y, con ayuda de una espátula, las harina tamizadas con el cacao y la pizca de sal.

Montamos las claras a punto de nieve y las añadimos a la mezcla anterior también con mucho cuidado, repitiendo el proceso: movimientos suaves de abajo hacia arriba.

Precalentamos el horno a 200º con posición arriba-abajo.

Forramos un molde redondo desmontable con papel vegetal y volcamos sobre él la mezcla resultante. Nos ayudamos de una espátula para dejar la superficie totalmente lisa e igualada.

Una vez el horno está es su punto bajamos la temperatura hasta los 170º y horneamos en la posición central durante uno 8′ ó 10′ dependiendo del tipo de horno.

Cuando lo saquemos, lo volcamos sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Reservamos.

Para la mousse de naranja: 
- 200 ml de zumo de naranja (zumo de 2 naranjas)
 - 115 gr de azúcar blanquilla
 - 3 huevos
 - 1 pizca de sal
 - 1 sobre de gelatina en polvo ó 6 láminas
 - 200 gr de creme fraiche (no encontré y puse 300 de nata para montar)
 - 60 ml de nata para montar 35%m.g.
 - 28 gr de azúcar glas
 - Ralladura de 1 naranja
 - 1 chorrito de Countreau o licor al gusto (no le puse)

Preparación:
Calentamos el zumo de naranja con el chorrito de licor en un cazo. Cuando esté tibio añadimos la gelatina sin parar de remover hasta su completa disolución, evitando que queden grumos. Dejamos enfriar un poco.

Mientras se enfría lo anterior, separamos las claras de las yemas. Montamos las yemas con el azúcar blanquilla hasta que doblen su volumen. Echamos la ralladura de naranja y batimos.

Por otro lado, separadas, montamos las claras, echando una pizca de sal cuando están a medio montar, para ayudar a que suban mejor.

En otro cuenco mezclamos la creme fraiche con la nata y el azúcar glas y semimontamos la mezcla.

Añadimos ahora la mezcla del zumo y gelatina a las yemas que teníamos montadas batiendo bien.

Y poco a poco y con cuidado iremos echando las claras y la nata. Este paso lo haremos en varias veces para evitar que se nos baje la mezcla.

Para la confitura de naranja: 
- 250 gr de naranja limpia y troceada
 - 190 gr de azúcar
 - 1 chorrito de Countreau (no le puse)
 - 1 cucharada de mermelada de albaricoque
 - 1/2 sobre de gelatina en polvo ó 3 láminas

Preparación:

Pelamos y troceamos las naranjas. Tened cuidado de eliminar la parte blanca para que no amargue.

En un cazo al fuego ponemos las naranjas con el azúcar y la cucharada de mermelada.

Removemos con frecuencia y dejamos durante 45′ aplastando de vez en cuando con un tenedor.

Transcurrido el tiempo añadimos el licor, removiendo con una cuchara. Colamos la mezcla, ponemos de nuevo al fuego y añadimos la gelatina mezcléndola bien y teniendo cuidado de eliminar todos los grumos.

Dejamos templar un rato para que tome cuerpo y se entibie.

Para el almíbar: 

100 gramos de azúcar.
La mitad de su volumen de agua.
Un chorrito de Cointreau.

Hervir todo durante unos 5 minutos

Montaje de la tarta:

He utlizado un molde desmontable de 24 cm sin el fondo, forrado en su interior con acetato.

Colocamos el bizcocho, desechando los bordes para que el corte sea más bonito e uniforme, y lo empapamos con el almíbar .

Encima vertemos la mousse de naranja y dejamos reposar toda la noche.

Al día siguiente es cuando haremos la confitura de naranja. Una vez que haya tomado cuerpo la echamos sobre la mousse y llevamos a la nevera mínimo 2 ó 3 horas.

Estas tartas que llevan mousse gana mucho congeladas previamente. Si tenéis la suerte de tener un congelador espacioso, meter la tarta toda la noche antes de ponerle la confitura y sacarla a la nevera un par de horas antes de su consumo. Está mucho mejor de este modo.

Adornamos y a comer!