miércoles, 31 de julio de 2013

Crema de verduras

Seguimos con los intentos de hacer una crema de calabacín que nos guste, pero hoy tenía un puñado de judías verdes y varias zanahorias que sobraron de la ensaladilla rusa de ayer, así que al final a esta crema la llamaré crema de verduras.


Ingredientes
3 calabacines grandes
4 zanahorias
1 puerro
1 puñado de judías verdes
600 ml de agua
25 gr de aceite de oliva
1 pastilla de caldo
5 quesitos

Elaboración
Poner el aceite en la Thermomix y programar temperatura varoma, vel. 2, 2 minutos (o hasta que esté cortado el puerro).

Lavar y cortar el puerro en trozos. Introducir en la Thermomix y programar 5 min., temp. varoma, vel. 2.

Pelar y cortar el calabacín y las zanahorias, cortar las judías verdes.

Echar todas las verduras en el vaso de la TMX, junto con el agua y la pastilla de caldo. Programar 30 minutos, temp. varoma, vel. 2 y giro a la izquierda.

Acabado el tiempo colar parte del caldo de cocción para poder ajustar la densidad de la crema.

Añadir los quesitos y triturar todo junto a velocidad 10, 2 minutos. Si es necesario añadir parte del caldo reservado. Rectificar de sal.



Notas
De todas las cremas de verduras que he hecho últimamente, ésta es la que más me ha gustado, a ver si mañana pasa la prueba de la amante de las cremas Ferrer.

martes, 30 de julio de 2013

Ensaladilla rusa en Thermomix

Hace años que quiero probar a hacer la ensaladilla rusa en casa, siempre la he hecho con las bolsas que venden ya congeladas, y añadiendo el resto de ingredientes, pero lo que es pelando y cortando yo las verduras todavía no lo había intentado.


Hace un  par de días publicaron esta receta de ensaladilla rusa en Thermomix en la web Directo al Paladar, y es cuando me animé a hacerla.

La receta la pongo modificada con mis ingredientes y cantidades.

Ingredientes
Para el recipiente Varoma: 
3 patatas grandes cortadas en dados pequeños
3 zanahorias grandes cortadas en trocitos
100 gr de guisantes congelados (yo no he puesto)
100 gr de judías verdes frescas o congeladas

Para el cestillo: 
2 huevos

Para aliñar: 
2 latas de atún
Pimientos escalivados (asados)
Aceitunas
Maíz (yo no he puesto)
3 palitos de surimi
Mayonesa (yo no la pongo, que cada uno se la ponga en el plato a su gusto)

Elaboración
Poner en el recipiente Varoma las patatas, las zanahorias las judías y los guisantes. Poner en el vaso 600 gr de agua, colocar los huevos en el cestillo y situarlo en el vaso. Cerrar la tapa, poner encima el recipiente Varoma y programar 26 minutos, Varoma, velocidad 2.

Cuando acabe el tiempo programado, sacar el cestillo con los huevos y ponerlos a refrescar en agua fría. Comprobar la correcta cocción de las patatas y si no están, programar unos minutos más.

Retirar el varoma y volcar verduras en un recipiente grande. Sazonar al gusto con sal y deja templar.

Introducir 3 huevos pelados y fríos en el vaso, junto con las aceitunas, programar 2 segundos, velocidad 4 y verter el conjunto en la ensaladera.

Añadir el resto de ingredientes y mezclar suavemente.



Notas
Tras 35 minutos en la Thermomix, las patatas estaban demasiado hechas y las zanahorias y judías todavía demasiado duras. El próximo día probaré a cocer primero las zanahorias y judías, y pasados 15 minutos añadir las patatas y dejarlas 20-25 minutos.

Es deliciosa, muchísimo mejor que las congeladas. Valen la pena los 10 minutos extra de pelar y cortar las verduras, y ha salido cantidad para unas 5-6 raciones.

Bizcocho de chocolate (bundt cake)

Aprovecho que es mi santo y quiero llevar algo al trabajo, para probar una receta de bizcocho de chocolate que vi en la web Webos Fritos hace un tiempo.
 

Cuando Aina ha entrado en la cocina lo primero que ha dicho es "quin pastís més maco!". Es la primera vez que se fija en un bizcocho, pero es que con el molde Heritage cualquier cosa es una preciosidad.

Ingredientes
120 g de mantequilla
125 g de chocolate negro
75 g de chocolate blanco
140 g de azúcar normal
4 huevos medianos (yo L)
125 g de harina
8 g de levadura Royal

Elaboración con Thermomix
Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo.

Poner en un bol la mantequilla y los chocolates troceados. Meter en el microondas 2 minutos a potencia media-baja. Pasado este tiempo, sacarlo y darle vueltas con unas varillas. Comprobar que está derretido y si no, poner en el microondas unos segundos más. Dejar que se temple un poco.

Poner la mariposa en el vaso. Echar los huevos y el azúcar, y programar 5 minutos a velocidad 3½.

Echar la mezcla de la mantequilla y los chocolates fundidos en el vaso y programar 15 segundos a velocidad 3½. Quitar la mariposa.

Poner en el vaso la harina y la levadura tamizadas. Cerrarlo y programar 10 segundos a velocidad 3. Terminar de mezclar con la espátula.

Pincelar el molde con mantequilla derretida y espolvorear con un colador una fina nube de harina.

Verter la masa en el molde. Dar un par de golpecitos al molde contra la encimera. Colocar sobre una rejilla a altura media en el horno.

Hornear unos 30-35 minutos (en mi horno 30 justos).

Una vez pasados diez minutos fuera del horno, desmoldar. Cuando esté frío, adornar con azúcar glas

Elaboración tradicional
Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.

Poner en un bol la mantequilla y los chocolates troceados. Meter en el microondas 2 minutos a potencia media-baja. Pasado este tiempo, sacarlo y darle vueltas con unas varillas. Comprobar que está derretido y si no, poner en el microondas unos segundos más. Dejar que se temple un poco.

Poner en otro bol los huevos y el azúcar. Batirlos con una máquina de varillas unos 5 minutos hasta que veamos que la masa crece y blanquea.

Echar la mezcla de la mantequilla y los chocolates fundidos en el bol de los huevos batidos con el azúcar, y remover.

Dejar caer suavemente la harina y la levadura desde un colador o un tamizador al bol, e integrar en la masa, ayudándonos de unas varillas. Procurar que no haya grumos, pero no batir demasiado en este punto.

Pincelar el molde con mantequilla derretida y espolvorear con un colador una fina nube de harina.

Verter la masa en el molde. Dar un par de golpecitos al molde contra la encimera. Colocar sobre una rejilla a altura media en el horno.

Hornear unos 30-35 minutos  (en mi horno 30 justos).

Una vez pasados diez minutos fuera del horno, desmoldar. Cuando esté frío, adornar con azúcar glas.


Notas
Es un bizcocho muy sabroso, pero no me ha quedado todo lo jugoso que esperaba, no sé si la receta es así o me he pasado con el horno.

Se desmiga bastante, igual que el otro bizcocho de chocolate que tengo publicado, en realidad los dos se parecen muchísimo. No sé cuál de los dos me gusta más.

lunes, 29 de julio de 2013

Croquetas de pollo

Se nos han acabado las croquetas y no es época de hacer un cocido para tener "mondongo", así que he comprado un pollo a l'ast a propósito para hacerlas.

Nos ha servido también como entretenimiento vacacional, ya que Aina me ha ayudado con la forma y el rebozado.


Ingredientes
60 g de mantequilla
100 g de aceite de oliva
130 gr de cebolla corriente o de cebollita francesa
250 gr de harina
1000 gr de leche entera
500 gr de pollo a l'ast (peso ya deshuesado y sin piel)
2 huevos duros
sal, pimienta blanca y nuez moscada recién ralladas
Harina
Huevo
Pan rallado

Elaboración
Cortar el pollo con tijeras a trocitos pequeños o triturarlo con la Thermomix, vel. 4 o 5 unos segundos a ojo, para que no quede muy triturado.

Triturar los huevos duros yendo y viniendo del 1 al 3 y 1/2 un par de veces o hasta comprobar que están a nuestro gusto.

Mezclar el pollo y los huevos en un recipiente grande.

En el vaso del Thermomix que habremos rebañado bien con la espátula para no tener que fregarlo volcar el aceite y la mantequilla pesándolos, añadir la cebolla pesándola también, y programar velocidad 5, 100º y 8 minutos o algo más dependiendo de la cantidad de cebolla que hayamos puesto.

Añadir la harina y sofreírla programando velocidad 4 durante 9 minutos y temperatura ahora de 90 grados en lugar de 100 como anteriormente, para evitar que la harina se nos pegue a las paredes del vaso.

Cuando la harina está ya sofrita, bajar todo lo que se ha quedado pegado en las paredes y añadir la leche, la sal, la pimienta blanca y la nuez moscada. Programar a 100º, velocidad 4 y 10 minutos, aunque seguramente será menos tiempo.

¿Cómo saber entonces cuando está ya terminada nuestra pasta de croquetas? A medida que la pasta va espesando el ruido de la máquina se va volviendo más sordo y si levantamos el cubilete veremos que la masa se va moviendo en su superficie cada vez más despacio. Cuando veamos que esta masa ya no salpica, porque ha empezado a espesar, retirar el cubilete de su sitio y en su lugar introducir dentro del vaso la espátula. Cuando ésta deje de girar la masa estará ya terminada.

Mezclar la bechamel con la mezcla de pollo y huevos. No mezclar todo de golpe, sino ir añadiendo la bechamel poco a poco hasta que quede con la textura deseada. A mí me ha sobrado casi la mitad de la bechamel.

Cubrir la mezcla con film, evitando que quede aire, y dejar enfriar, cuando esté a temperatura ambiente meter en la nevera hasta el día siguiente, así se habrá endurecido y será más fácil dar forma a las croquetas.

Al día siguiente dar forma a las croquetas, pasarlas por harina, huevo y pan rallado, a éste último se le puede añadir ajo y perejil para darle más sabor.

Freirlas o congelarlas.

Para congelarlas lo mejor es ponerlas en recipientes planos (tipo tupper) sin que se toquen entre ellas, y cuando ya estén congeladas pasarlas a una bolsa zip, que ocupará menos espacio. Haciéndolo así no se enganchan entre ellas.

Notas
Como ha sobrado tanta bechamel, la próxima vez probaré con estas proporciones (para la misma cantidad de pollo):
50 g de mantequilla = 2 cucharadas escasas
80 g de aceite de oliva = 3/4 de cubilete
40 o 50 g de cebollita francesa o de cebolla corriente y
un poquito de perejil y 1 ajo si van a ser de bacalao o de pescado
120 g de harina = 2 cubiletes bien llenos
550 g de leche entera = 5 cubiletes y 1/2
150 o 180 g de jamón serrano, gambas, pollo, atún...,
2 huevos duros
sal, pimienta blanca y nuez moscada recién molidas

jueves, 11 de julio de 2013

Tarta mousse de limón pequeña

Hoy celebramos 15 años de vivir juntos ¡toda una eternidad! y para conmemorar la ocasión he hecho una tarta mousse de limón pero tamaño mini, utilizando como molde un aro de emplatar de 12 cm. Será para unas 3 personas, 4 a mucho estirar.


Vuelvo a copiar la receta, pero con las cantidades reducidas

Ingredientes
· 2 huevos
· 2 cucharadas de azúcar
· 166 grs. de nata
· medio sobre de gelatina neutra
· 44 ml zumo de limón (al gusto de cada cual)
· la ralladura de la piel de algo menos de 1 limón
· 2 cucharadas de mermelada de albaricoque
· 1 cucharadita de zumo de limón
· chocolate para fundir

Para la base de tarta: 
· bizcochos de soletilla triturados, plancha de bizcocho o galletas trituradas.
· un poco de mantequilla.

Elaboración
Preparar la base triturando bizcochos y mantequilla 3 minutos en la Thermomix a vcelocidad 5 o 6 y temperatura 90º. Poner en el molde compactando bien y dejar enfriar en la nevera.

Rallar piel limón.

Exprimir los limones, y reservar 1 cucharadita en la nevera

Montar la nata y reservar en la nevera. Mientras calentar zumo de limón en un cazo y disolver en él la gelatina.

Poner la mariposa en la Thermomix. Batir las yemas con el azúcar 4 min., vel. 3'5, temp. 37º. Al acabar programar el mismo tiempo y velocidad pero sin temperatura.

Mientras blanquean las yemas montar las claras con una batidora de varillas.

Añadir la mezcla de gelatina y limón, y la ralladura de limón, a las yemas con azúcar, y batir un poco en la Thermomix. Añadir esta mezcla poco a poco a la nata montada mezclando con movimientos envolventes.

Añadir las claras con cuidado

Pasar al molde forrado con acetato y meter en la nevera varias horas, mejor de un día para otro.

Al día siguiente calentar la mermelada con el zumo de limón reservado. Colar la mezcla y cubrir la mousse. Dejar enfriar totalmente en la nevera.

Desmoldar y decorar.



Notas
Nunca, nunca, nunca, hacer esta decoración en plano verano. Ya me pasó la vez anterior que la hice en agosto, y he vuelto a caer otra vez, ahora en julio, solo sacarla de la nevera empieza a fundirse el chocolate. Esta vez para hacerla más resistente he hecho un enrejado más denso, pero al ponerlo alrededor de la mousse siempre se chafa un poco y se han tapado los huecos del enrejado, perdiendo toda la gracia. Hay que hacer un enrejado más ligero, como el de la vez anterior, aunque es más delicado.

Supongo que templando el chocolate antes sería más resistente al calor, pero no suelo tener ni tiempo ni ganas de eso.

lunes, 8 de julio de 2013

Helado de chocolate con cookies

Ahora sí que la he hecho buena, esta receta es un auténtico pecado, pecado capital. La hice el viernes, y no pude esperar a que acabase de endurecer en el congelador para probarlo, pero la foto es de hoy, tres días después, ya perfectamente congelado, cremoso y sin nada de cristalización.


Si el helado ha durado tres días es, simplemente, porque hemos pasado el fin de semana fuera, pero ahora que ya hemos vuelto desaparecerá en nada, hoy ya me he comido yo sola unas 6 bolas, y lo poco que queda seguramente me lo acabaré mañana. Tenía la firme intención de no hacer más hasta dentro de un tiempo, pero hoy ya he comprado otro paquete de cookies... es que es irresistible.

He utilizado la receta del helado de chocolate de Faraona, que si ya es delicioso solo, con las cookies ya está de muerte, pero como las otras veces, sustituyo la leche y la nata por leche evaporada y sustituyo parte del azúcar por azúcar invertido

Ingredientes
1/2 tableta de chocolate Nestlé postres
105 gr. de azúcar (120 gr si no se pone azúcar invertido)
10 gr de azúcar invertido
425 gr de leche evaporada
1 huevo
Galletas cookies (tipo Chips Ahoy)

Elaboración
Triturar el azúcar y el chocolate a velocidad 5-7-9 progresivamente. Añadir 75 gr de leche evaporada, el azúcar invertido y el huevo.

Programar 6 minutos a 90º en velocidad 5. Cuando termine el tiempo, batir unos segundos sin temperatura. Añadir el resto de la leche y mezclar unos segundos en velocidades 5-7-9.

Dejar reposar en la nevera hasta que se enfríe del todo.

Pasar a la heladora. Cuando ya casi esté hecho añadir las cookies troceadas (no con batidora, sino a mano con un cuchillo afilado para evitar pulverizarlas). Seguir mantecando hasta que esté helado, pasarlo a un recipiente e introducir en el congelador.  Dejar en el congelador varias horas hasta que solidifique del todo, es casi imposible conseguirlo únicamente con la heladora.

Se puede decorar con "polvo de cookies", sirope de chocolate, o dejarlo tal cual.

Notas
Al llevar el azúcar invertido cuesta mucho congelarlo, yo llego a tenerlo unos 45 minutos en la heladora y aún le faltaría un buen rato, pero dejo que acabe de solidificar en el congelador, aunque necesita varias horas, mejor de un día para otro. Eso sí, el resultado final es impresionante, supercremoso y no cristaliza nada.



Si no se utiliza el azúcar invertido también queda muy cremoso y no cristaliza, pero éste le acaba de dar una textura "pofesional".

Las cookies añadirlas a la heladora en el último minuto, el tiempo justo para que se mezclen bien, ya que si no se trituran demasiado.

miércoles, 3 de julio de 2013

Crema de calabacín con Thermomix

He aquí otra crema de verduras, nueva receta para intentar imitar a la de la marca Ferrer que tanto le gusta a la peque.


La he sacado de la web Misthermorecetas.

Ingredientes
600 gr. de calabacín, con piel (2 calabacines medianos)
150-170 gr. de patata (1 patata mediana)
120 gr. de cebolla
50 gr. de aceite de oliva
15 gr. de mantequilla
600 gr. de agua
1 cucharadita de sal
8 quesitos (yo he puesto 7)
Media pastilla de caldo de carne o pollo

Para decorar: picatostes y un chorrito de aceite de oliva o de nata

Elaboración
Lavar los calabacines y cortarlos en rodajas gruesas, sin quitar la piel (yo he dejado la mitad de la piel aprox. para que no amargue) y éstas, a su vez, partirlas por la mitad. Pelar la patata, partrla en trozos y hacer lo mismo con la cebolla.

En el vaso de la Thermomix, echar los calabacines, la patata, la cebolla, el aceite y la mantequilla. Programar 10 minutos, temperatura varoma y velocidad 2, sin el cubilete.

Con la espátula, bajar los restos que hayan quedado en las paredes y en la tapa del vaso.

Añadir el agua y la cucharadita de sal o la pastilla de caldo. Programar 20 minutos, temperatura varoma y velocidad 2, con el cubilete puesto.

Incorporar los quesitos y dejar que pasen unos minutos para que baje un poco la temperatura hasta 80º (10-15 minutos). Programamos 2 minutos, a velocidad progresiva 5-7-10.

Rectificar de sal.

Notas
A Aina no le ha gustado nada. A mí al principio tampoco, hasta que he descubierto que está mucho mejor fría que caliente, quizás sea porque tiene una textura parecida a la Vichyssoise. De todas formas, tendré que seguir buscando una receta que se parezca a la de Ferrer. Creo que parte del problema está en que lleva mucho queso, se podría reducir un poco.

martes, 2 de julio de 2013

Tronco de verano (de patata)

Este plato es una imitación de un tronco de patata que hemos comprado varias veces en una tienda de comida hecha para llevar. Es muy fácil y si se decora bien es fantástico para una comida con invitados, aunque yo esta vez lo he hecho deprisa y corriendo para una cena normal de diario.


Ingredientes
Patatas (he usado 5 , no sé cuánto pesaban)
2 latas de atún en aceite (escurrirlo)
2 palitos de surimi
Gambitas cocidas
Maiz
Aceitunas
Pimiento del piquillo o pimiento asado

Para decorar:
Mahonesa
Tomate frito
Huevos de codorniz

Elaboración
Cocer las patatas en agua. Yo las he hecho en el microondas introduciéndolas en un recipiente de pírex con tapa y un poco de agua, unos 5 minutos por patata a máxima potencia. 

Cuando al pinchar las patatas estén blandas, pelarlas y triturarlas con un tenedor, un pasapurés o un prensapatatas. Añadir un poco de leche hasta que quede con una consistencia suave pero consistente. Salpimentar.

Trocear y mezclar todos los otros ingredientes.

Untar con aceite un trozo grande de papel de aluminio. Extender sobre él el puré dejando una capa uniforme de un centímetro aproximadamente. Para mí ha sido más fácil con las manos que con un rodillo.

Repartir el relleno sobre el puré sin llegar a uno de los extremos (éste es el que quedará en la parte exterior). Enrollar con la ayuda del papel de aluminio empezando por el lado opuesto.

Trasladar a una bandeja y decorar.