martes, 26 de abril de 2016

Bizcocho bundt de speculoos (crema de Lotus)

Hoy es mi cumpleaños y, como cada año, he llevado desayuno a la oficina, en este caso he preparado un bizcocho de claras, unas magdalenas de nata y, como novedad, un bizcocho de speculoos preparado con crema de galletas Lotus.


La crema la compré en verano en Francia, y aunque de sabor es muy buena, la encontraba demasiado empalagosa para comer untada en tostadas, así que cuando hace unos días encontré por casualidad la receta de este bizcocho en la web Dulce Sentimiento, en seguida supe en qué la gastaría.

Todo lo que he llevado ha sido un éxito, sólo han quedado las migas, y el bizcocho de speculoos es fantástico, tanto de sabor como de textura, y nada empalagoso. Dicen que en los supermercados Dia tienen la crema de Lotus, tendré que pasar a comprar otro bote.

Ingredientes
2 huevos L
120 g de azúcar moreno (yo 60 azúcar blanco y 60 moreno)
400 ml de nata 35% materia grasa
300 g de crema Lotus
275 g de harina
1 cucharadita de levadura

Elaboración con Thermomix
Precalentar el horo a 180º.

Poner la mariposa. Batir los huevos con el azúcar 6 min. temp. 37º, vel. 3,5. Al terminar programar el mismo tiempo y velocidad pero sin temperatura.

Añadir la nata y la crema de Lotus (se puede templar un poco en el microondas para que esté más líquida). Mezclar unos segundos a velocidad 2, lo justo hasta que esté todo integrado.

Quitar la mariposa.

Añadir la harina con la levadura tamizadas. Mezclar 20 segundos a vel. 6.

Engrasar el molde con mantequilla, aceite o spray antiadherente, si es de bundt lo mejor es mantequilla y harina, y hornear unos 55 minutos aproximadamente (en mi horno 45, más 5 con el horno apagado).

Saca del horno el bizcocho y déjalo templar en el molde 10 minutos antes de desmoldarlo y traspasarlo a una rejilla para que se termine de enfriar.

Elaboración tradicional
Precalentar el horno a 180º.

Batir los huevos con el azúcar.

Añadir la nata líquida y la crema de Lotus (se puede templar un poco en el microondas para que esté más líquida). Remover sólo lo justo y necesario para que se integren bien los ingredientes.

Añadir la harina y la levadura tamizadas. Volver a batir sólo lo necesario para que la harina se integre.

Engrasar el molde con mantequilla, aceite o spray antiadherente, si es de bundt lo mejor es mantequilla y harina, y hornear unos 55 minutos aproximadamente (en mi horno 45, más 5 con el horno apagado).

Saca del horno el bizcocho y déjalo templar en el molde 10 minutos antes de desmoldarlo y traspasarlo a una rejilla para que se termine de enfriar.

miércoles, 20 de abril de 2016

Yogur bífidus

Por una muela fisurada que me provocaba infecciones, he tenido que hacer 4 ciclos seguidos de antibiótico, así que mi flora intestinal debe estar más muerta que Napoleón. Para solucionarlo lo antes posible, aparte de probióticos de farmacia, me he querido hacer mi propio yogur, en este caso bífidus y líquido, tipo Actimel.

Yogur líquido
Ingredientes
1 litro de leche
1 yogur (mejor si es bífidus)
2 cs de azúcar o 1 cc de edulcorante
3 cc de Diphilus (polvo de prebióticos y probióticos)
1 cubilete de leche en polvo (opcional para hacer yogur normal, no líquido)

Elaboración
Verter en el vaso la leche, el azúcar o edulcorante y opcionalmente la leche en polvo. Mezclar unos segundos a velocidad 4.

Programar 3 minutos, vel. 2 1/2, temp. 50º.

Añadir el Diphilus y mezclar unos segundos a velocidad 4.

Añadir el yogur y mezclar unos segundos a vel. 3.

Ahora hay que mantener la mezcla a temperatura templada durante 8-10 horas. Para esto hay varios métodos.

- Dejarla en el vaso cerrado y taparlo bien con mantas. El inconveniente de este método es que después hay que pasar el yogur ya hecho a los vasitos individuales y no queda tan sólido.

- Pasarla a vasitos individuales tapados o a una botella grande, dependiendo de si se quieren hacer yogures normales o yogur líquido. Meterlos en el horno precalentado a unos 50º, tapados con mantas, y apagar el horno.

- Meterlos en una nevera de camping o bolsa térmica, con acumuladores de frío pero calientes, o tapados con mantas.

Pasado el tiempo pasar el yogur ya hecho a la nevera. En caso de querer yogur líquido, agitar bien la botella antes de enfriarla y cada vez antes de beberlo.

Yogur normal (sin leche en polvo)

lunes, 18 de abril de 2016

Espinacas gratinadas

Esta es la receta de espinacas gratinadas que hacía mi madre cuando yo era pequeña, es la única forma en la que recuerdo comerlas en casa.

Hace unos años yo también la había hecho bastantes veces, pero de repente, no recuerdo por qué, dejé de prepararlas. Desde que nació Aina, hace siete años y pico, no las había hecho ni una sola vez, así que ella no las había probado. La verdad es que en todo este tiempo no he cocinado espinacas ni así, ni de ninguna otra forma.

Ayer las hice por primera vez en años, y con algo de temor por la reacción de Aina, que aunque dice que le gustan las espinacas del colegio, ya sabemos que cuando una receta cambia un poco ya no la acepta, y si a eso le sumamos que no le gustan las verduras...

Al principio decía que olía muy bien, a canelones, pero eso es porque lo único que olía era el gratinado, las espinacas quedaban debajo tapadas. Cuando vio el corte puso cara de asco y dijo que tenía muy mal aspecto, empezábamos bien :-(

Al probarlas su cara cambió y empezó a decir "mmmmm... què bones!".

Resultado: Le han encantado, repitió y hubiera comido más si no le hubiéramos dicho que las que quedaban eran para la cena de hoy, que por cierto también se ha comido encantada en un momento. ¡Llegó a decir que le gustaban más las espinacas que los macarrones! Alucino en colores.


Está claro que voy a hacer esta receta muchas veces.

Ingredientes
400 gr de espinacas congeladas
100 gr de bacon
Un puñado de piñones
Puré de patatas (yo de bolsa, pero si se hace natural mejor)
500 gr de leche (para la bechamel)
60 gr de harina
25 gr de mantequilla
Queso rallado
Aceite de oliva
Sal
Pimienta
Nuez moscada

Elaboración
Cocer las espinacas en agua hirviendo 8 minutos. Escurrirlas muy bien.

Saltear el bacon cortado a trocitos unos minutos, añadir los piñones y cocinar un par de minutos más.

Añadir las espinacas muy escurridas y saltear unos minutos hasta evaporar el agua que pueda quedar.

Preparar el puré de patatas muy espeso.

Preparar la bechamel.

En una fuente apta para el horno poner una capa fina de puré de patatas. Repartir encima las espinacas y cubrir con la bechamel y el queso rallado.

Gratinar.

jueves, 7 de abril de 2016

Bundt cake de nata

Este bundt cake está hecho con la receta de la coca de Llanda para olla GM, pero horneado en el molde Anniversary de Nordic Ware.


Ha quedado perfecto, tanto de sabor como de textura y aspecto. El único defecto es que como sube muchísimo sobre todo por el centro, la parte de arriba (que al desmoldar queda debajo) no mantiene la forma del molde sino que queda abultada, pero se puede arreglar recortándola para que quede plana.

Ingredientes
4 huevos L
250 gr. azúcar
pizca sal
130 nata montar (O cocinar)
120 gr. aceite girasol
1 sobre levadura y 1 cta. tipo Royal
260 gr. harina
ralladura 1 limón o gotitas de esencia
aceite engrasar cubeta

Elaboración con Thermomix
Precalentar el horno a 200º.

Poner la mariposa. Batir los huevos con el azúcar, 4 min. 37º, vel.4. Al terminar  añadir la ralladura o esencia de limón y programar otra vez 4 minutos a velocidad 3'5, sin temperatura.

Quitar la mariposa.

Añadir el resto de ingredientes por el orden que se indica: nata, aceite, levadura , harina, y sal y mezclar 20 seg. vel.6.

Encamisar el molde con mantequilla fundida y harina, sacudiéndolo bica abajo para eliminar el exceso.

Vvrter la masa en el molde e introducir en el horno. Bajar la temperatura a 180º y hornear 40 minutos o hasta que al pinchar con una aguja ésta salga limpia.

Elaboración tradicional
Precalentar el horno a 200º.

Batir con varillas los huevos con el azúcar y pizca de sal hasta que blanqueen, añadir el resto de ingredientes por el orden que se indica y triturar bien con el turmix hasta que quede una crema espesa y sin grumos.

Encamisar el molde con mantequilla fundida y harina, sacudiéndolo bica abajo para eliminar el exceso.

Verter la masa en el molde e introducir en el horno. Bajar la temperatura a 180º y hornear 40 minutos o hasta que al pinchar con una aguja ésta salga limpia.